Pueblos Indígenas: personas con derechos, digan lo que digan las legislaciones nacionales

Aprovechando la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, FIAN Internacional pone de relieve la alarmante situación en Bangladesh.
“Los intereses de los pueblos indígenas deben ser tenidos en cuenta por la nueva agenda política, para que ésta pueda seguir adelante. […] Unidos, reconocemos y celebramos las valiosas y distintivas identidades de los pueblos indígenas del mundo. Trabajemos todavía más duro para empoderarlos, dándoles nuestro apoyo para que alcancen sus aspiraciones”. Aunque el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ha subrayado con insistencia la importancia de hacer respetar y garantizar los derechos de las comunidades indígenas, numerosos casos demuestran que todavía queda un largo camino por recorrer. Se estima que existe una población de 370 millones de personas indígenas repartidas en 70 países alrededor del mundo. Con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, FIAN Internacional pone de relieve la alarmante situación en Bangladesh.
Sometidos a la discriminación, olvido y desventaja extremos, las comunidades indígenas de Bangladesh han visto como los obstáculos que impiden la satisfacción de sus derechos han seguido aumentado, todavía más, durante la pasada década. De los 142,3 millones de personas que habitan en el país, 3 millones pertenecen a, al menos, 54 grupos étnicos diferentes. Estas personas se concentran en la zona norte del país y en las Colinas de Chittagong, en el sureste, y se caracterizan por unas prácticas específicas ligadas a sus diferentes culturas, como por ejemplo la agricultura itinerante, migratoria o nómada (estilo de agricultura de rotación).
Estas prácticas definen su identidad y su singularidad. No obstante, la actual situación política del país elimina cualquier posibilidad de que estas personas sean protegidas. Mrinal Kanti Tripura, de la Fundación Maleya, explicó a FIAN Internacional que el gobierno de Bangladesh no reconoce a los pueblos indígenas como “indígenas”. La Ley de Institución Cultural de las Minorías Étnicas de 2010 utilizaría el término “khudro nrigoshthhi” (pequeños grupos étnicos) al referirse a los pueblos indígenas. Asimismo, una enmienda introducida en la constitución, en 2011, emplearía “tribus”, “razas menores” y “sectas o comunidades étnicas”.
¿Y qué es lo que se esconde tras estos términos? “Esta es una manera sibilina que el gobierno utiliza para no tener que respetar la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas 61/295 o el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales. Si en el derecho nacional no se hace ninguna mención a los pueblos indígenas como propiamente ‘indígenas’, el gobierno no estará obligado a garantizar los derechos que les corresponden por el derecho internacional”, subrayó Mrinal Kanti Tripura.
De hecho, las comunidades indígenas de Bangladesh están siendo desalojadas de sus tierras cada vez más. “Es importante entender que las comunidades indígenas mantienen una relación especial con sus territorios tradicionales. Estos forman parte de su identidad” subrayó Kanti Tripura. Otra nota de un representante de la Fundación Maleya recalca que un alto número de violaciones de derechos humanos han sido cometidas por la Armada de Bangladesh, entre las que se incluyen detenciones y palizas de manera arbitraria, encarcelamientos sin juicio, el incendio de varias aldeas, etc.
FIAN Internacional quiere resaltar que los pueblos indígenas son los guardianes de unos lenguajes, unos sistemas de conocimiento y unas creencias únicos, y que poseen al mismo tiempo un conocimiento incalculable sobre la gestión sostenible de los recursos naturales. Los derechos de estas personas deben ser respetados, protegidos y garantizados aunque la legislación nacional no reconozca su condición de “indígenas”. Los mecanismos internacionales deben encargarse de que los gobiernos nacionales no menosprecien los principios internacionales de derechos humanos con provisiones legales bien calculadas.

Tweets

El derecho a la alimentación

El derecho a la alimentación implica que todas las personas por el simple hecho de existir, deben poder acceder a una cantidad y una variedad de alimentos suficientes para llevar una vida activa y saludable.

Temas