Marco legal del derecho a la alimentación en Honduras

El Estado de Honduras ha ratificado numerosos convenios y tratados internacionales que obligan
al Estado a respetar, proteger, garantizar los derechos humanos. Dichos compromisos implican
un importante marco de referencia que posibilita la promoción de acciones encaminadas a hacer
valer los Derechos Humanos en su totalidad. Además de abrirse la posibilidad para desarrollar un
marco jurídico favorable a los derechos de las personas, se abre la oportunidad para desarrollar
iniciativas adecuadas para su implementación. Entre los instrumentos internacionales vinculados
al respeto de los Derechos Humanos se encuentran los siguientes:
• Convención Americana sobre Derechos Humanos.
• Convención Internacional sobre eliminación de todas las formas de discriminación
racial.
• Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
• Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la
mujer.
• Convención sobre los Derechos del Niño.
• Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
• Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
• Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.
El derecho humano a la alimentación en particular fue reconocido por el Estado de Honduras con
la aceptación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) el
17 de febrero 1981, que en su artículo 11 reconoce tanto “el derecho de toda persona a un nivel
de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados” como
“el derecho fundamental de toda persona a estar protegida contra el hambre.” Anteriormente a
la firma y ratificación el Estado de Honduras ya había incorporado el articulado del PIDESC a su
legislación mediante el Decreto Ley 961 del 30 de junio 1980. Desde este año entonces el PIDESC
es vigente y aplicable en Honduras y puede ser invocado ante los tribunales del país.
En el año 2004 Honduras apoyó la aprobación de las “Directrices Voluntarias en apoyo de la
realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad
alimentaria nacional” en el seno de la FAO. Las Directrices Voluntarias fueron aprobados por
todos los Estados miembros de la FAO por consenso y representan el primer intento de los
gobiernos de interpretar un derecho económico, social y cultural y de recomendar medidas que
los Estados deberían adoptar para lograr la plena realización del derecho a la alimentación para
todas las personas que viven en su territorio.
Cabe destacar que el Estado de Honduras todavía no ha adoptado el Protocolo adicional a la
Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales, el así llamado “Protocolo de San Salvador” que en su artículo 12 reconoce “el derecho
de toda persona a una nutrición adecuada”.

Tweets

El derecho a la alimentación

El derecho a la alimentación implica que todas las personas por el simple hecho de existir, deben poder acceder a una cantidad y una variedad de alimentos suficientes para llevar una vida activa y saludable.

Temas