Día Internacional de las Defensoras de derechos humanos 29 de noviembre de 2016

El fundamentalismo y el populismo representan una amenaza creciente para las mujeres que defienden los derechos humanos, advierten experta/os de la ONU

GINEBRA (25 de noviembre de 2016) – Un grupo de experta/os en derechos humanos de las Naciones Unidas* advirtió hoy que las mujeres que defienden los derechos humanos se enfrentan a obstáculos mayores en un contexto mundial de crecientes fundamentalismos y populismo.

En una declaración conjunta para celebrar el Día Internacional de las Defensoras de derechos humanos el 29 de noviembre**, la/os experta/os declararon que las mujeres que trabajan por la defensa de los derechos y para lograr la igualdad enfrentan desafíos únicos y cada vez mayores, impulsados por una profunda discriminación. Algunas fueron asesinadas por sus acciones valientes; otras se enfrentaron a la violencia, el acoso, el estigma social y a veces el encarcelamiento.

“Ante el populismo y los fundamentalismos crecientes y los deplorables retrocesos en la agenda de los derechos humanos de la mujer, necesitamos más que nunca unir nuestras fuerzas para preservar el espacio democrático en el que las defensoras de los derechos humanos representan un contrapoder esencial y una fuerza de acción colosal”, dijeron la/os experta/os.

Los gobiernos autoritarios y el afán descontrolado de lucro, alimentan aún más la discriminación contra las mujeres, agregaron. Los Estados deben tomar medidas urgentes para eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer y asegurar su protección cuando participan en la vida política y pública.

La/os experta/os rindieron homenaje a las cientos de miles de mujeres que trabajan por la igualdad y los derechos de las mujeres en todo el mundo.

“Cada día más mujeres se identifican como defensoras de derechos humanos y emprenden acciones individuales y colectivas en búsqueda de justicia, igualdad, paz y derechos humanos para todos”, dijeron.

“Sin embargo, esta participación ha sido limitada por la discriminación que enfrentan las mujeres. El concepto mismo de feminismo es muy frecuentemente malinterpretado, denigrado y desacreditado, incluso por ciertos actores en la comunidad de derechos humanos”.

La/os experta/os destacaron una serie de desafíos específicos a los que se enfrentan las defensoras de derechos humanos, como actitudes misóginas, amenazas de agresión sexual, prohibiciones de viajar, falta de protección y acceso a la justicia, encarcelamiento, asesinatos, leyes que violan sus derechos, difamación basada en el género que cuestiona su “feminidad” o sexualidad, y los estereotipos de género que contribuyen a la reprobación de su participación en la vida pública en lugar de atenerse a su papel de cuidadora en la familia.

Las organizaciones de mujeres también luchan de manera desigual en relación con el acceso a recursos y apoyo político, agregaron.

“Muchas defensoras no son reconocidas por su liderazgo y su contribución, incluso en sus propias organizaciones, familias y comunidades y tienen que cargar, solas, con las tareas domésticas y de cuidado mientras buscan tiempo para participar en actividades públicas o políticas”, la/os exporta/os dijeron.

La discriminación y los desafíos únicos a los que se enfrentan las defensoras afectan su salud, su vida, sus relaciones y sus familias, en particular las que denuncian la devastación ambiental causada por industrias extractivas y las que trabajan en temas cuestionados por grupos fundamentalistas como los derechos sexuales y reproductivos.

Las mujeres que denuncian la violencia basada en el género, especialmente en las zonas rurales o semi-urbanas, también corren un alto riesgo, así como las que viven en zonas de conflicto y las que sufren estigma social debido a su etnia, discapacidad, edad o preferencia sexual.

“Esta discriminación inhibe y desalienta a las mujeres agentes de cambio, quienes por miedo a represalias, ni siquiera se atreven a identificarse como defensoras de derechos humanos”, la/os experta/os dicen.

Exhortan a todos los Estados a que ratifiquen y apliquen plenamente la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y la resolución de 2013 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la protección de las defensoras de derechos humanos, hito importante en la protección de las defensoras, que exige a los Estados miembros tomar medidas concretas para eliminar la discriminación de género.

FIN

 

www.fian.hn

Tweets

El derecho a la alimentación

El derecho a la alimentación implica que todas las personas por el simple hecho de existir, deben poder acceder a una cantidad y una variedad de alimentos suficientes para llevar una vida activa y saludable.

Temas