Sin categoría

Violaciones DDHH en proyectos extraactivistas en Honduras

LA MINERÍA DESTRUYE NUESTROS RECURSOS NATURALES
La información contenida en el presente informe se sustenta en la experiencia de las organizaciones de desarrollo y derechos humanos que acompañan a las comunidades afectadas por los proyectos mineros e hidroeléctricos durante los procesos jurídicos y de movilización social, en los resultados de investigaciones puntuales sobre esta problemática y las denuncias públicas de las mismas organizaciones locales y municipales que han asumido la defensa de sus territorios.

www.fian.hn

Crisis electoral y su impacto sobre los derechos humanos y la democracia en Honduras

Como Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, en mi función de servicio debo realizar, frente al Poder Público, un control independiente en cuanto al funcionamiento del Estado democrático de Derecho, para defender y proteger los derechos humanos de los habitantes y para promover una cultura de legalidad democrática, en Honduras.

La democracia se funda en la primacía de la ley y el ejercicio de los derechos humanos. En un Estado democrático, nadie está por encima de la ley y todos somos iguales ante ella. La celebración de elecciones, que posibiliten la expresión libre de la voluntad del pueblo, es elemento clave en el funcionamiento del Estado democrático, porque garantiza la competencia política electoral, el pluralismo ideológico y el respeto igual al voto de cada ciudadano y ciudadana, así como de la voluntad soberana de la mayoría con respeto al de la minoría, tal como lo expresa la Declaración Universal sobre la Democracia

En la actual crisis electoral y sus consecuencias negativas que el pueblo hondureño, en su conjunto, sufre: debo reiterar y exhortar – a los poderes públicos, a los partidos políticos, a la sociedad, y a la ciudadanía – a tener presente y seguir las consideraciones y recomendaciones siguientes:

Las elecciones generales se realizaron de manera cívica y ejemplar, el 26 de noviembre, pero hasta esta fecha, la información brindada, por el Tribunal Supremo Electoral, sobre resultados parciales relativos a la fórmula presidencial, ha sido objeto de interpretaciones diversas y creado controversias entre partidos, dificultando el curso normal del proceso electoral y, en general, del desenvolvimiento tranquilo y en paz de la comunidad nacional. Ello debido a actos de intolerancia y de violencia que han ocasionado pérdidas de vidas humanas, daños a la integridad física y mental así como a la propiedad privada, a la salud y seguridad alimentaria, a la libre circulación y otros. Todo ello perjudica la vida, la seguridad en común, la cohesión social y la solidaridad en las familias, las comunidades locales, la sociedad y el Estado.

Esa crisis nacional ha sobretodo derivado de actitudes y comportamientos político – partidistas intolerantes y autoritarios, incompatibles con los criterios internacionales de la democracia real, como forma de vida y como forma de gobierno.

Ante esta situación crucial, necesitamos que se asegure el respeto al valor de nuestro voto individual ya depositado y a la voluntad colectiva soberana del pueblo así expresada, verificando que el resultado electoral definitivo sea auténtico, transparente, legal y legítimo, conforme a lo que prescribe la Constitución de la República, la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas y otra normativa complementaria.

Por lo que continúo instando, firme y sostenidamente, a garantizar la máxima transparencia, integridad y publicidad de todas las etapas y contenidos del proceso electoral actual; a resolver diligentemente todas las impugnaciones de la ciudadanía y dejar expeditos sus recursos ante otras instancias competentes; y a atender oportuna, legal y equitativamente, todos aquellos reclamos o diferencias que (con buena fe, objetividad y razonabilidad) los partidos políticos planteen al Tribunal Supremo Electoral.

Cumplidos esos requisitos democráticos, el resultado de la votación de la fórmula presidencial debe ser cívicamente aceptado por toda la población, y con la participación política activa de toda la ciudadanía, sin distingo alguno y en pacífica convivencia, seguirse velando por que el nuevo gobierno electo funcione democráticamente y propicie el bienestar y el progreso social de toda la gente, evidenciado por el ejercicio y disfrute efectivo y progresivo de los derechos humanos de todas y todos los hondureños.

Llamo a todas las familias y comunidades municipales a mantener y promover su unidad y solidaridad en favor de la paz y pronta conclusión de esta etapa del proceso electoral, y a demandar, a sus correspondientes liderazgos políticos, comportamientos congruentes con los parámetros internacionales de la democracia.

www.http://www.proceso.hn/criterios1/22-roberto-herrera-caceres/crisis-electoral-y-su-impacto-sobre-los-derechos-humanos-y-la-democracia-en-honduras.html

 

“Democracia a la Occidental”

SE FABRICAN DEMOCRACIAS …
Como dijo alguna vez Eduardo Galeano, “si votar sirviera para cambiar algo, ya estaría prohibido”. Con el tiempo esa sentencia es cada vez más cierta cuando se trata de la “Democracia a la Occidental”, es decir aquella que defiende y sostiene el capitalismo. Nos damos cuenta que esta forma de manifestar nuestras esperanzas es cada vez más manipulada, teledirigida, negociada…
Nos han enseñado que expresar nuestros deseos a través del voto es uno de los grandes logros de la vida en sociedad. Se le llama fiesta cívica a la jornada electoral, acuden por cientos los profesionales de la comunicación, delegaciones internacionales de observación quieren determinar si ésta sigue las reglas del juego. ¿Cuáles serán? ¿Quién las define?
En Honduras, la ciudadanía salió con diligencia el domingo 26 de noviembre, a los centros de votación a ejercer su legítimo derecho para elegir al Presidente del país entre nueve candidaturas. Contra los pronósticos, la tendencia era clara a favor de la Alianza de Oposición contra la Dictadura en los primeros recuentos. Pero no se trata de una oposición cualquiera, de esas que sí ganan las elecciones, de esas que cuentan con la venia internacional y de los poderes internos y externos. Se trata de una peligrosa oposición, de una respaldada por un liderazgo que podría modificar el (sin)rumbo del país. Esa es la diferencia. Si se tratara de una oposición “normal”, de una de “más de lo mismo”, Honduras ya habría proclamado a su presidente para el siguiente período. Pero otra cuestión se opone a ello. Juan Orlando Hernández, actual Presidente (y sus correligionarios) tienen planes de continuar por mucho tiempo en el poder a pesar de los impedimentos legales.
En la defensa de sus derechos el pueblo se encuentra sólo. Hoy Honduras amaneció en situación de toque de queda. Desde las seis de la tarde durante 12 horas y 10 días la libre circulación queda suspendida. Así es como el gobierno defiende su democracia.
Como en Honduras, su vecina Guatemala prepara paquetes legislativos que frenen la protesta ciudadana. Resulta que éstas entorpecen el desarrollo del país, la circulación de mercancías, provoca retrasos para acudir al trabajo. No merecen la misma crítica el pésimo estado de carreteras, la corrupción, la marginación, el abandono de carteras estratégicas como la educación, la salud y la producción de alimentos. La puesta en marcha de leyes antiterrorismo, de reforma del Ministerio Público dirigidas a frenar la protesta y la fiscalización están diseñadas para desarmar la protesta y los pocos candados que todavía existen.
¿Qué futuro nos espera, cómo podemos aspirar a una vida y un mundo mejores si cualquier intención de cambio, por ligero que sea, es truncado, cercenado, aplastado? En nombre de la Democracia se fabrican, se avalan, modifican elecciones con resultados predeterminados y si éstos no se ajustan, simplemente, no pasan.

LLAMADO DE ALERTA ANTE VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS

Desde FIAN Honduras, a la comunidad nacional e internacional informamos:

El proceso electoral del 26 de noviembre de 2017, aún con participación activa de la población y observación internacional, por falta de transparencia informes oportunos de los resultados y especialmente por la evidente parcialidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para el Partido Nacional en el gobierno, ha generado denuncias de irregularidades y sobre todo inconformidad con la forma de escrutinio de las actas generadas en las mesas electorales. Actualmente se produce una ola masiva de protestas.

Inicialmente, las autoridades electorales, por presión social se vieron obligadas a brindar resultados preliminares, 8 horas después de cerrar las urnas. Hecho insólito porque tradicionalmente los resultados se han conocido con prontitud. Una primera proyección, a la 1:42 am del 27 de noviembre, daba como potencial ganador al candidato de la Alianza de Oposición, la cual a juicio técnico era irreversible. Sin embargo, dejaron de publicarse datos y hasta el miércoles 29 de noviembre retomaron el ingreso de actas que supuestamente no pudieron trasmitirse electrónicamente y que debieron trasladarse por transporte terrestre hasta la capital de la república. En los conteos posteriores la tendencia electoral cambio radicalmente, especialmente porque hicieron ingresos selectivos de actas electorales, dejando por un lado las de la oposición y priorizando las del actual presidente que pretende mantenerse en el poder. Este truco permite que el gobernante, sin el conteo total de las actas, resulte oficialmente con más votos y sea declarado ganador por TSE alegando tendencia irreversible.

La reacción del pueblo hondureño ha sido volcarse a las calles en protesta pública a lo largo del territorio nacional.

La reacción del gobierno, como en otras ocasiones de protestas públicas, está recurriendo a la represión; los accesos a la ciudad de Tegucigalpa, así como sus principales avenidas, puentes a desnivel y edificios estratégicos han sido militarizados. Situaciones similares se viven en las demás ciudades del país. El gobierno ha amenazado con aplicar la ley antiterrorista que criminaliza la protesta social y las demandas populares.

Desde FIAN, llamamos a las organizaciones nacionales e internacionales a estar vigilantes permanentemente de las violaciones a las garantías fundamentales que ya se producen, así como atender las denuncias de violaciones a los derechos humanos y contribuir a que no se produzca la instauración de un régimen de terror, de irrespeto a la institucionalidad del Estado, de concesión de territorios y bienes naturales para su explotación indiscriminada, de privatización de los servicios de salud y educación, de negación del acceso a la tierra, agua y bosques para una población necesitada de realizar su derecho humano a la alimentación.

Les instamos a manifestarse solidariamente con nuestro pueblo, a denunciar el irrespeto a los principios básicos de la democracia de la alternancia en el poder y aceptación de la voluntad popular expresada en las urnas.

De quedarnos callados e indiferentes, seremos cómplices de la destrucción de la poca institucionalidad que nos queda y el avasallamiento de todos los derechos del pueblo hondureño.

Tegucigalpa, 30 de noviembre de 2017

FIAN Honduras

Día Internacional de las Defensoras de derechos humanos 29 de noviembre de 2016

El fundamentalismo y el populismo representan una amenaza creciente para las mujeres que defienden los derechos humanos, advierten experta/os de la ONU

GINEBRA (25 de noviembre de 2016) – Un grupo de experta/os en derechos humanos de las Naciones Unidas* advirtió hoy que las mujeres que defienden los derechos humanos se enfrentan a obstáculos mayores en un contexto mundial de crecientes fundamentalismos y populismo.

En una declaración conjunta para celebrar el Día Internacional de las Defensoras de derechos humanos el 29 de noviembre**, la/os experta/os declararon que las mujeres que trabajan por la defensa de los derechos y para lograr la igualdad enfrentan desafíos únicos y cada vez mayores, impulsados por una profunda discriminación. Algunas fueron asesinadas por sus acciones valientes; otras se enfrentaron a la violencia, el acoso, el estigma social y a veces el encarcelamiento.

“Ante el populismo y los fundamentalismos crecientes y los deplorables retrocesos en la agenda de los derechos humanos de la mujer, necesitamos más que nunca unir nuestras fuerzas para preservar el espacio democrático en el que las defensoras de los derechos humanos representan un contrapoder esencial y una fuerza de acción colosal”, dijeron la/os experta/os.

Los gobiernos autoritarios y el afán descontrolado de lucro, alimentan aún más la discriminación contra las mujeres, agregaron. Los Estados deben tomar medidas urgentes para eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer y asegurar su protección cuando participan en la vida política y pública.

La/os experta/os rindieron homenaje a las cientos de miles de mujeres que trabajan por la igualdad y los derechos de las mujeres en todo el mundo.

“Cada día más mujeres se identifican como defensoras de derechos humanos y emprenden acciones individuales y colectivas en búsqueda de justicia, igualdad, paz y derechos humanos para todos”, dijeron.

“Sin embargo, esta participación ha sido limitada por la discriminación que enfrentan las mujeres. El concepto mismo de feminismo es muy frecuentemente malinterpretado, denigrado y desacreditado, incluso por ciertos actores en la comunidad de derechos humanos”.

La/os experta/os destacaron una serie de desafíos específicos a los que se enfrentan las defensoras de derechos humanos, como actitudes misóginas, amenazas de agresión sexual, prohibiciones de viajar, falta de protección y acceso a la justicia, encarcelamiento, asesinatos, leyes que violan sus derechos, difamación basada en el género que cuestiona su “feminidad” o sexualidad, y los estereotipos de género que contribuyen a la reprobación de su participación en la vida pública en lugar de atenerse a su papel de cuidadora en la familia.

Las organizaciones de mujeres también luchan de manera desigual en relación con el acceso a recursos y apoyo político, agregaron.

“Muchas defensoras no son reconocidas por su liderazgo y su contribución, incluso en sus propias organizaciones, familias y comunidades y tienen que cargar, solas, con las tareas domésticas y de cuidado mientras buscan tiempo para participar en actividades públicas o políticas”, la/os exporta/os dijeron.

La discriminación y los desafíos únicos a los que se enfrentan las defensoras afectan su salud, su vida, sus relaciones y sus familias, en particular las que denuncian la devastación ambiental causada por industrias extractivas y las que trabajan en temas cuestionados por grupos fundamentalistas como los derechos sexuales y reproductivos.

Las mujeres que denuncian la violencia basada en el género, especialmente en las zonas rurales o semi-urbanas, también corren un alto riesgo, así como las que viven en zonas de conflicto y las que sufren estigma social debido a su etnia, discapacidad, edad o preferencia sexual.

“Esta discriminación inhibe y desalienta a las mujeres agentes de cambio, quienes por miedo a represalias, ni siquiera se atreven a identificarse como defensoras de derechos humanos”, la/os experta/os dicen.

Exhortan a todos los Estados a que ratifiquen y apliquen plenamente la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y la resolución de 2013 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la protección de las defensoras de derechos humanos, hito importante en la protección de las defensoras, que exige a los Estados miembros tomar medidas concretas para eliminar la discriminación de género.

FIN

 

www.fian.hn

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO LA MESA NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS ANTE LA CRISIS POLÍTICA ACTUAL.

La Mesa Nacional de Derechos Humanos ante la actual crisis política generada por el Tribunal Supremo Electoral, en el marco de las elecciones generales desarrolladas el domingo 26 recién pasado, a la comunidad nacional e internacional expresa lo siguiente.
El Pueblo Hondureño, haciendo uso de su derecho al sufragio, acudió masivamente a las urnas en una hermosa demostración de su vocación democrática, expresando de forma contundente su anhelo por un cambio en el rumbo que lleva la nación, a manos de un gobierno que se ha caracterizado por una sistemática violación a los derechos humanos en todos los órdenes.
Ante la crisis política electoral que enfrentamos en este momento, presentamos a ustedes nuestras valoraciones.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) actuó con irresponsabilidad al incumplir su deber de difundir los resultados electorales del nivel electivo presidencial de forma oportuna, como históricamente se ha estilado, pues no los presento el día de las elecciones, después de haberlo ofertado para dos horas luego del cierre de urnas; en cambio, lo hizo hasta el día siguiente a la 1.43 de la mañana, generando serias dudas sobre la transparencia con que es administrado el proceso electoral.
Por si esto fuera poco, el TSE, en particular su Presidente, activo miembro del partido de gobierno, ha presentado informes parciales a cuenta gotas y con evidente sesgo político, presentando “tendencias” que no corresponden a la realidad y que solo benefician la candidatura del actual Presidente, contrario al hecho de que los resultados a estas alturas tienen un carácter de tendencia irreversible en favorecer el candidato opositor, como lo ha confirmado el también magistrado del TSE Marco Ramiro Lobo. Cabe decir que esto también genera serias dudas sobre la legitimidad de los resultados en los otros niveles electivos, a diputaciones y corporaciones municipales.
Esta conducta impropia de funcionarios electorales ha provocado inseguridad, caos colectivo y ha creado condiciones propicias para que se generen violaciones a los derechos humanos, debido a poptenciales escenarios de represión a la protesta social. Esto es muestra de que los Magistrados del TSE están incurriendo en responsabilidad penal, por retardo doloso, según el artículo 349 del Código Penal, por lo que deberán responder ante los Tribunales de justicia.
La responsabilidad de todo lo ocurrido recae en el candidato ilegal y actual Presidente de la Republica, quien junto a su grupo cercano, están provocando una grave crisis por su empecinamiento en aferrarse al poder; crisis que luego pretende resolverla mediante negociación o represión, sin importarle el costo humano que esto pueda tener. De esa forma, pretende abrogarse mediante el fraude y la fuerza, un nuevo periodo de gobierno, en contra de la voluntad popular, que ha expresado lo contrario, mediante el voto.
Finalmente exigimos a los medios de comunicación del país, que cumplan con su rol de brindar información clara y verdadera, sin manipulaciones, cumpliendo compromisos de cualquier tipo.
Por todo lo anterior, llamamos:
1) A la población hondureña a mantenerse en alerta y defender los derechos políticos en los parámetros que la Constitución de la República y los derechos civiles y políticos universales establecen.
2) Al Tribunal Supremo Electoral que respete la voluntad popular, que rinda cuentas de forma inmediata ante la población, que brinde todas las facilidades a los partidos políticos en contienda y a veedores sociales para garantizar a cabalidad los resultados del proceso.
3) A los partidos políticos a respetar la voluntad popular, la cual es innegociable.
4) A las organizaciones de observación internacional continuar con una observación que les permita verificar efectivamente los procesos de contabilización de resultado para que no haya duda. Que sus conclusiones sean claras y contundentes y no superficiales que favorezcan el fraude.
5) A las organizaciones internacionales de derechos humanos a mantenerse alerta de nuestras comunicaciones y de las mediciones de país que llevan, para las acciones de solidaridad que correspondan, así como a las organizaciones de derechos humanos nacionales, a seguir con las acciones de defensa de los derechos políticos que competen.
6) A los países cooperantes y solidarios con Honduras a actuar conforme a la defensa de los principios democráticos con base en los derechos de los pueblos.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, M.D.C. 29 de noviembre del 2017.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una afección crónica que aparece cuando los niveles de azúcar (glucosa) en sangre están elevados, como resultado de problemas en la producción y/o funcionamiento de la insulina por parte del organismo.
Cuando tomamos los alimentos, estos se descomponen convirtiéndose en una forma de azúcar que llamamos glucosa , que es el combustible que utilizan las células para proporcionar al organismo la energía necesaria. Este proceso de transformar los alimentos en energía se llama metabolismo . Para metabolizar la glucosa adecuadamente, el organismo necesita insulina . La insulina trabaja permitiéndole a la glucosa entrar en las células para que éstas la utilicen como combustible, manteniendo a su vez los niveles de glucosa en la sangre dentro de lo normal (70 a 110 mg./dl).
Las personas con diabetes no producen suficiente insulina para metabolizar la glucosa, o la insulina que producen no trabaja eficientemente, por lo tanto la glucosa no puede entrar en las células para ser transformada en energía (metabolismo) y se acumula en la sangre en niveles elevados. Esta alta concentración de glucosa o “alto nivel de azúcar en sangre” se denomina hiperglucemia. Ésta puede provocar complicaciones a corto y largo plazo, muchas de las cuales, si no se previenen y no se tratan, pueden ser fatales, y todas ellas tienen el potencial de reducir la calidad de vida de las personas con diabetes y de sus familias.

Ley de Protección al Consumidor

Que el estado en cumplimiento de obligación de la consecución del bien común, deviene imprescindible generar un marco de regulación completo equilibrado y adecuado en la materia que atienda tanto a las necesidades e intereses de los consumidores como a la de los proveedores, en atención en que ambos resultan actores relevantes e independientes en la relación de consumo y que una regulación de generar seguridad jurídica, bajo costos de transacción así como una amplia y adecuada tutela de los derechos de los consumidores redundara en beneficio del pueblo hondureño en su conjunto.

www.fian.hn 

CONSUMO INTELIGENTE

Este tipo de consumo  inteligente, dos aspectos fundamentales:

  • En primer lugar la búsqueda en información y la formación de un pensamiento crítico con la realidad que nos rodea, con los medios de comunicación y publicidad cuestionándonos que hay detrás de cada cosa que consumimos y cuáles son sus consecuencias.
  • En segundo lugar, la reducción de nuestros niveles de consumo como una opción ética. Se trata de cambiar nuestro habito de consumo, optando por un modelo de bienestar

CONSUMO EN TRES BLOQUES IMPORTANTES

CONSUMO ÉTICO: en el que se introduzcan valores como una variante importante a la hora de consumir o de optar por un producto. Hacemos especial énfasis en la austeridad como un valor en relación con la reducción para un consumo ecológico.

CONSUMO ECOLOGICO: que incluye por este orden las famosas “erres” del movimiento ecologista Reducir Reutilizar y Reciclar pero en el que también se incluyen elementos tan imprescindibles como la agricultura.

CONSUMO SOCIAL Y SOLIDARIO: en el que entraría también en el comercio justo, es decir en el consumó en que refiere a las relaciones sociales y condiciones laborales en el que se ha elaborado un producto.

Consumo Responsable.

Las manifestaciones de las crisis sociales y medioambientales en todo el planeta son cada vez más visibles todos los días encontramos ejemplos a nuestro alrededor o en los medios de comunicación del injusto reparto de riqueza y el consiguiente aumento de la pobreza o de los efectos que el actual desarrollo insostenible tiene para la naturaleza. Serian innumerables los ejemplos, desde los fenómenos migratorios, hasta la deforestación o desertización.
Pasando por la explotación laboral (sobre todo mujeres y niños) o el efecto invernadero. vivimos en una sociedad que favorece al consumismo, nos hemos convertido en la generación de usar y tirar .

Tweets

El derecho a la alimentación

El derecho a la alimentación implica que todas las personas por el simple hecho de existir, deben poder acceder a una cantidad y una variedad de alimentos suficientes para llevar una vida activa y saludable.

Temas